viernes, agosto 21

RIP Nando el Malo, Te mando a la Tía Chofi (que te sea buena compañía)

Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui al cine e hice el amor.
Yo no sabía que a cien leguas de aquí estabas muerta con tus setenta años de virgen definitiva, tendida sobre un catre, estúpidamente muerta.
Hiciste bien en morirte, tía Chofi, porque no hacías nada, porque nadie te hacía caso,
porque desde que murió abuelita, a quien te consagraste, ya no tenías qué hacer y a leguas se miraba que querías morirte y te aguantabas.

¡Hiciste bien! Yo no quiero elogiarte como acostumbran los arrepentidos, porque te quise a tu hora, en el lugar preciso, y harto sé lo que fuiste, tan corriente, tan simple, pero me he puesto a llorar como una niña porque te moriste.

¡Te siento tan desamparada, tan sola, sin nadie que te ayude a pasar la esquina, sin quien te dé un pan!
Me aflige pensar que estás bajo la tierra tan fría de Berriozábal, sola, sola, terriblemente sola, como para morirse llorando.

Ya sé que es tonto eso, que estás muerta, que más vale callar, ¿pero qué quieres que haga si me conmueves más que el presentimiento de tu muerte?

Ah, jorobada, tía Chofi, me gustaría que cantaras o que contaras el cuento de tus enamorados.
Los campesinos que te enterraron sólo tenían tragos y cigarros, y yo no tengo más.

Ha de haberse hecho el cielo ahora con tu muerte, y un Dios justo y benigno ha de haberte escogido.
Nunca ha sido tan real eso en lo que tu creíste.
Tan miserable fuiste que te pasaste dando tu vida a todos.
Pedías para dar, desvalida.
Y no tenías el gesto agrio de las solteronas porque tu virginidad fue como una preñez de muchos hijos.

En el medio justo de dos o tres ideas que llenaron tu vida te repetías incansablemente y eras la misma cosa siempre.
Fácil, como las flores del campo con que las vecinas regaron tu ataúd, nunca has estado tan bien como en ese abandono de la muerte.

Sofía, virgen, antigua, consagrada, debieron enterrarte de blanco en tus nupcias definitivas.
Tú que no conociste caricia de hombre y que desjaste que llegaran a tu rostro arrugas antes que besos, tú, casta, limpia, sellada, debiste llevar azahares tu último día.

Exijo que los ángeles te tomen y te conduzcan a la morada de los limpios.
Sofía virgen, vaso transparente, cáliz, que la muerte recoja tu cabeza blandamente y que cierre tus ojos con cuidados de madre mientras entona cantos interminables.

Vas a ser olvidada de todos como los lirios del campo, como las estrellas solitarias; pero en las mañanas, en la respiración del buey, en el temblor de las plantas, en la mansedumbre de los arroyos, en la nostalgia de las ciudades, serás como la niebla intocable, hálito de Dios que despierta.

Sofía virgen, desposada en un cementerio de provincia, con una cruz pequeña sobre tu tierra,
estás bien allí, bajo los pájaros del monte, y bajo la yerba, que te hace una cortina para mirar al mundo.

Jaime Sabines

10 comentarios:

Randy dijo...

Todos tenemos una tía Chofi
Aquella hija abnegada que se quedó al cuidado de sus padres y que adoptó el cariño de todos los sobrinos

Un abrazo a todas las tías Chofis, que merecen mares de lágrimas en sus velorios

Y un beso para ti nen!
=o)

amita dijo...

Hola pues solo paso asi rapido perdon x no pod3rte comenbtar bn solo kisiera decirte k este s mi new blog y cuentas cnmigo d ahora n adelante kisses

Msn : princezha_morazul@hotmail.com

[[ Agregen pliz ]] ^^

Mel dijo...

Jaime Sabines, un vaso con ron y un cigarrillo consumiéndose al borde de la mesa de noche... qué recuerdos!!
Un beso, linda

Princesa dijo...

un beso

jajajaja

y esta linda la entrada

ella sabe que eso sientes


bienvenida de vuelta al mundo de los blogs!!!

Sweety Muflyta dijo...

Te doy mi pésame si realmente lo necesitas, es el ciclo de la vida y quizás como bien tu dices le llegó la merecida hora.
Un beso, cuidate

Oruga dijo...

Hermosa, lo lamento mucho, como tu sabes, yo perdi a mi abuelito hace tiempo y aun lo extranio, no ovy a decirte que se hace mas facil, por que no es asi, pero si puedo decirte que poco a poco empiezas a recordar lo bueno y eso es lo que se queda en tu memoria.

Cuidat emucho hermosa, te mando un beso y un abrazo enorme.

maartitaa! dijo...

a mí se me murió mi madrina, q también era mi tiía hace poco!
te entiendo!
lo siento muchisimO!
un bes
cuidate
animO!

pixurrin dijo...

Analuccía, ¿que es de ti? cuándo te tendré en el facebook?

Veo que sigues en esta lucha, se te ve luchadora, y esta lucha parezco entender que te lleva a lo mismo que llevamos discutiendo, a que si se puede, ¿porque no que te la metan?

Yo creo que tarde o temprano lo notas. Ya sabes porque. ¿Cómo explicarlo? A veces pongo el símil de la comida. Ahí fuera hay alguien que te está preparando un plato delicioso ana lucía, tan delicioso como nunca antes lo hayas probado. Lo más seguro es que tu cuando tengas hambre te vayas al bar de la esquina a tomarte un bocata. Quizás ni te percates de que está hecho de cualquier forma, quizás solo sea pan y algún trozo de queso por ahí, te lo ponen en un plato blanco rallado de utilizarlo mil veces. Te lo comes y ya se te quita el hambre. Ya está. Ya has comido. Un día el chico que te prepara el plato más delicioso de tu vida se te aparece ante ti y te lo presenta pensado solo para ti. Tu claro, ya has comido en el bar de la esquina ese bocadillo que aún te da vueltas en el estómago que se te ha sentado algo mal, pero ya te has servido. Ya has saciado el apetito. Bueno, malo, ¿que más da? Tu ya has tenido lo tuyo. Ya estas servida. Tienes que rechazar el plato pensado y dedicado y exclusivo que te ha preparado ese chico.

Algún día entiendes que el bocadillo que te comes en el bar se te sienta como una patada en el estomago y que cuando por fin te lo saltas, el chico ha seguido preparando el mejor plato solo hecho para ti, exclusivo, pensado en tus necesidades y gozos. Entonces cuando por fin te decides a probar su plato, entiendes lo que es el amor, porque él solo podía preparar platos pensados en ti, y ha estado haciéndolo toda su vida, y tu por orgullo los has estado rechazando. Y sin embargo tu has sido desde siempre su mejor comensal, quien entiende el porque de sus platos, de sus ingredientes, de su preparación. Y entonces ¿para que volver al bar a tomar bocadillos que te revuelven el estomago? Ya solo quieres estar con quien te da la magia. Solo quieres el amor que sienten por ti.

pixurrin dijo...

con la comida me refiero claro, al placer, al sexo

Veronik dijo...

hola!

tenia años sin leerte y ya te extrañaba tanto taanto..

que entrada mas expresiva. amo cuando me haces pensar.

besos!